Buenos Aires, 22/11/2017, edición Nº 1109
Noticias del Museo Funerario:

Sobre y carta de Luto

Hace años, el luto era algo mucho más severo y habitual que hoy en día. Esto se veía reflejado en la ropa, en el modo de actuar, y como no, en el correo. En una época en la que no existían los móviles ni el correo electrónico, en muchos casos la única forma de dar el pésame o informarnos de una muerte, era mediante una carta. Y estas cartas (en prácticamente todo el mundo) tenían una característica que las diferenciaba, tenían un borde negro, señal de luto.

Este tipo de cartas (o esquelas, como se les llamaba originalmente), aunque el tema es algo controvertido, comenzaron a utilizarse con la aparición del sello, en torno a 1850.

Con el paso de los años, el uso de estas cartas fue en aumento. Ya no se usaban solo para pésames o muertes, si no también como una señal de duelo más. Al igual que se vestía de negro, o se llevaba un brazalete en el brazo, todo el correo utilizado por una persona a quien le había faltado alguien cercano, iba en este tipo de sobres. Las invitaciones a funerales, agradecimiento por la asistencia a estos, también eran habituales. Hasta hace unos 30 o 40 años, se seguían utilizando.

El diseño de estos sobres fue variando a lo largo de los años, siendo una línea mínima al principio, pasando a ser mucho más gruesa, hasta convertirse en una simple esquina negra:

El hecho de que el “diseño del sobre” de luto no sea un elemento bajo las normas de correos, como pueda ser un sello, o un matasellos (ya que cada uno podía usar estos sobres como le viniese en gana, no había ningún tipo de normativa), parece restar algo de interés al tema. Si a eso añadimos que es algo que muy poca gente a coleccionado y que en muchos casos el interior de las cartas no encontramos el texto luctuoso que esperábamos (aunque ello tiene muchas hipótesis que ya comente, ya que estos sobres se le dieron distintos usos dentro del propio luto), hace que esta colección sea un poco difícil de llevarla a cabo, pero ello quizá la haga mucho más interesante.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*