Buenos Aires, 22/11/2017, edición Nº 1109
Noticias del Museo Funerario:

Basílica San Antonio de Padua

Está ubicada sobre la avenida Lincoln y San Nicolás en el barrio de Devoto.

En el año 1884 fue colocada la piedra fundamenta de la Parroquia San Antonio de Padua y la comenzó a construir la familia Anchorena. Luego de estar abandonada durante varios años, la construcción fue tomada por el Conde Devoto, quien la prosiguió hasta 1915.

La construcción estaba bajo las órdenes del arquitecto Maracovick; es de estilo renacentista y se asimila al de la Basílica de Superga -Italia-, los altares, el púlpito y el Santo Cristo está realizados en mármol de una sola pieza. A su vez la pila bautismal es una réplica de la existente en la Catedral de Bolonia. Posee lujos interiores que demandaron en aquellos tiempos una inversión de tres millones de pesos.

Los techos y las paredes están cubiertos de frescos realizados por Luis Boni y Dante Ortolani.

La Iglesia fue inaugurada en 1928 gracias al gran aporte de sus vecinos, ya que a la muerte de Antonio Devoto quedó nuevamente abandonada.

En la cripta de estilo Napoleónico, descansan los restos de Antonio Devoto y de sus dos esposas, cuyo mausoleo está presidido por una magnífica escultura de Rubino, que simboliza el dolor.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*