Buenos Aires, 22/11/2017, edición Nº 1109
Noticias del Museo Funerario:

Basílica San Nicolás de Bari

La primitiva Iglesia fue comenzada por el capitán Domingo de Acassuso y terminada por Francisco Araujo en 1721. Estaba emplazada en la esquina de las calles hoy denominadas Corrientes y Carlos Pellegrini. Allí tuvieron su primer convento las monjas Capuchinas, que llegaron en 1749. De allí pasaron a la Iglesia de San Juan (hoy Alsina y Piedras) y la Vice Parroquia de naturales que allí había, pasó entonces (1756) a la Iglesia de San Nicolás, que será erigida en Parroquia en 1769.

El primer Cura Párroco fue el Pbro.Dr.Joaquín Sotelo y otros fueron el Pbro.Juan Nepomuceno Solá (1870), Mariano Medrano (1804) luego Obispo de Buenos Aires, el Pbro.Manuel Alberti (1808), miembro de la Primera Junta, el Pbro. Bernardo José Ocampo (1814), el Pbro. Eduardo O´Gorman (1862) iniciador de la devoción a la Virgen de los Desamparados.

Con motivo de la apertura de la avenida 9 de julio y el ensanche de Corrientes en 1931 se clausuró el Templo para su demolición. Se construía por entonces la nueva Iglesia en el solar que hoy ocupa cuya Cripta se inauguró el 12 de Agosto de 1933. El Templo terminado, fue inaugurado el 29 de noviembre de 1935. Se conservan las campanas originales de la primera Iglesia, las que fueron echadas a vuelo por orden del Pbro. Alberti el 25 de mayo de 1810. Se conserva igualmente la Pila Bautismal donde fueron bautizados entre otros San Hector Valdivielso, Mariano Moreno y Bartolomé Mitreactualmente en el Presbiterio)

En las torres del antiguo Templo de San Nicolás, el 23 de Agosto de 1812 flameó por primera vez, la bandera celeste y blanca, creada por el General Belgrano, tal como consta en las leyendas conmemorativas del Obelisco. Fue en ocasión de una función de Acción de Gracias que contó con la asistencia de Juan Martín de Pueyrredón, Miguel de Azcuénaga y otros.

La imagen de la Virgen de los Desamparados, ubicada en la Capilla lindante a la entrada del Templo, fue traída de España y proviene de la antigua Iglesia de San Nicolás.

San Hector Valdivielso, primer santo argentino, fue bautizado en la Pila Baustismal en 1913. Su reliquia es venerada en la Capilla del Santísimo Sacramento.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*